http://www.hirhome.com/index_12.gif
www.hirhome.com

 

Share this article

 

 

 






HIR mailing list

 

 

 

 

 

 
 

 

 

EEUU E IRÁN : ¿Amigos o Enemigos?

 

 

Conferencia presentada por Francisco Gil-White
Auditorio Raúl Baillères, ITAM.
30 de Agosto, 2016

 

 

 

 

 

Historical and Investigative Research – 7 Sep 2016, por Francisco Gil-White
http://hirhome.com/iraniraq/ITAM-conf.htm

 

 

 

 

 

 

 

 

¿Qué explica que, luego de casi 4 décadas de políticas estadounidenses en Oriente Medio, el Estado teocrático e islamista iraní—‘Eje del Mal’ según diatribas de George Bush padre—está más fuerte que nunca?

 

 

 

 

 

http://www.hirhome.com/gb.png   Read in English

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

print friendly

 

 

 

Introducción


Desde hace mucho tiempo nos hemos servido de la metáfora del cuerpo para analizar nuestras instituciones o corporaciones—la raíz ‘corpo’ viene del latín ‘corpus’ que significa ‘cuerpo’—pues impresiona mucho la división de trabajo, integración, y articulación funcional de sus ‘células’ humanas. Si la metáfora es productiva, quizá debamos adoptar también el método de investigación del médico, quien malluga y punza para observar las reacciones del cuerpo y evaluar con ellas su salud.

Los profesionales de la ‘investigación acción’ se han tomado esto muy en serio. Son investigadores que actúan—‘punzando’ y ‘mallugando’ nuestros sistemas o ‘cuerpos’ sociales—para obtener una respuesta institucional y, con ella, evaluar y diagnosticar. Han sido reclutados para mejorar el funcionamiento de las organizaciones con y sin fines de lucro.

Mientras que el antropólogo tradicional participa y observa con la finalidad de entender, más no de cambiar, los investigadores activos, como los médicos, definen la dirección saludable de la institución de interés—a la cual, típicamente, pertenecen—, buscando con su investigación la manera de encausarla en esa dirección deseada. Así lo defiende Danny Burns en su influyente Systemic Action Research: A strategy for whole system change.

Sin buscarlo conscientemente, yo me convertí en investigador activo cuando propuse, en el contexto del sistema académico estadounidense, nuevas hipótesis sobre el funcionamiento de las relaciones internacionales—en especial, sobre las metas de quienes toman decisiones de Estado en EEUU—. La reacción que produje me forzó a reconsiderar mi hipótesis anterior sobre la salud de aquel sistema académico.

Yo pensaba que en Estados Unidos—por encima de las libertades ciudadanas garantizadas en la constitución—la ‘libertad académica’ del investigador y profesor estaba institucionalmente protegida, pues así lo expresan los reglamentos académicos. La finalidad explícita, según esos mismos reglamentos, es proteger la generación de nuevas ideas, los retos a las viejas, y el debate abierto, indispensable para avanzar el proceso científico y por ende nuestro conocimiento.

Descubrí, sin embargo, como han descubierto también otros académicos, que en el campo de la teoría política no existe, en Estados Unidos, una plena libertad académica. Ciertas teorías se consideran ‘tabú.’ Si uno las propone, la consecuencia no es un esfuerzo colegial y civilizado por debatir y refutar; por el contrario, se moviliza el poder para censurar y perseguir. Quien no se doblegue ante el dogma protegido podrá inclusive pagar con su empleo.

El mismo experimento en México conlleva una conclusión distinta. Por lo menos en el ITAM, donde ahora enseño, existe libertad académica suficiente para retar las teorías dominantes de las relaciones internacionales. Aquí sí pueden proponerse hipótesis minoritarias. Eso lo han demostrado los alumnos itamitas al invitarme—con éxito—a presentar, en el máximo auditorio de nuestra institución, la hipótesis según cual las élites de poder estadounidenses e iraníes no son enemigos—como en público se ostentan—sino aliados (y desde hace ya muchos años).

Agradezco a la sociedad de alumnos UNE la invitación.

Con el afán de propiciar el debate científico—saludable para una institución académicareproducimos abajo el texto de mi conferencia, presentada en el Auditorio Raúl Baillères el martes 30 de agosto de 2016.


Transcripción de la Conferencia : “EEUU E IRÁN: ¿Amigos o Enemigos?”


Agradecimientos y anuncios

Bienvenidos. Gracias por venir a ésta, su conferencia. Quiero antes que nada agradecer a UNE, la sociedad de alumnos, por hacerme la invitación, y a Abraham Mercado quien se encargó de muchísimos de los detalles, y que tuvo la inspiración, primero, de que organizáramos esta conferencia.

Y están por aquí también algunos miembros de una organización que se llama ‘Diálogos…’ Le quiero hacer el ‘plug.’ Este…, pónganse en contacto con Salomón Sacal, que está aquí (levanta la mano Salo), por si les interesa después unirse a una organización que organiza diálogos y tertulias sobre temas muy interesantes para jóvenes, y adultos, y viejos.

Em…, y quiero empezar primero, con—antes de entrar en materia—con unos cuantos anuncios.

Primero, les presento mi website, por si les interesan los temas que van a escuchar hoy y quieren después conocer algo más, ver más documentación. La revista web se llama Historical and Investigative Research y la encuentran en www.hirhome.com. Aquí no están viendo…—¡se me pasó poner la dirección! Pero la van a ver en la parte de abajo de todas mis filminas.

Eh, y en esta página web, ahí, arriba de ese artículo que ahorita es el primero, va a aparecer hoy en la noche—o a más tardar mañana—el texto de esta conferencia, con toda la documentación, sobre cualquier particular que se haya mencionado hoy. Entonces, si quieren ir a checar la documentación… Y los más escépticos de ustedes la van a querer ir a checar porque varias veces durante mi conferencia van ustedes a decir “¡No! ¡Eso no puede ser! ¡No ha de ser cierto!” Entonces, vayan, porque ahí pueden checar la documentación y hacer el esfuerzo de averiguar si les dije alguna mentira.

Eh, y también, en la misma página web, abajito del texto de la conferencia, a partir de mañana, a más tardar, van a encontrar esta serie que se llama Psychological Warfare and Political Grammar que discute y documenta muchos de los temas que vamos a presentar el día de hoy.

 

Serie Psychological Warfare and Political Grammar

 

Finalmente, si después de escuchar lo que voy a presentarles hoy, y de investigar un poquito más los materiales adicionales, se quedan con ganas de más, entonces los invito a mi curso La Historia Política de Occidente y el Antisemitismo, en donde abundamos todos estos temas que ustedes van a escuchar y muchos otros relacionados.

 

Curso “La Historia Política de Occidente y el Antisemitismo”

 

[En el curso] recorremos 2500 años de historia occidental para tratar de entender el papel que ha jugado el antisemitismo en la historia política de Occidente, y eh…, todo eso como trasfondo para poder entender mejor la geopolítica de nuestro momento actual. Y nos divertimos muchísimo. Es un curso muy divertido. Algunos de los que están aquí ya lo han cursado. Está abierto a todo el público; es un curso de extensión. Entonces, no tienen que ser alumnos del ITAM. Pueden invitar a sus papás, a sus tías, a sus primos, a sus amigos de otras universidades—a quien ustedes quieran—. Y vamos a iniciar ese curso en febrero del semestre que entra. Si quieren mándenme un correo (se me olvidó poner el correo ahí) pero búsquenme en el sistema del ITAM y mándenme un correo si se quieren apuntar.

Okay… Sin más preámbulo, empecemos.

Presentación

Dice un antiguo dicho romano: “Donde hay controversia, ahí hay libertad.” Yo vine aquí a promover una controversia. Entonces, celebremos eso, porque demuestra que aquí, en el ITAM, somos todavía libres. En Irán, no se puede hablar libremente. Ahí no puede haber controversia.

La pregunta que busco contestar es la siguiente: ¿Qué explica que, luego de casi 4 décadas de políticas estadounidenses en Oriente Medio, el Estado teocrático e islamista iraní—‘Eje del Mal’ según diatribas de George Bush padre—está más fuerte que nunca? Éste será el tema de mi conferencia de hoy.

 

Portada de la conferencia

 

Dice el filósofo Willard Quine:

“El argumento que sostiene a una paradoja puede exponer el absurdo de una premisa oculta o de alguna preconcepción anteriormente considerada como central para la teoría física, las matemáticas, o el razonamiento puro. Pudiera acechar una catástrofe, por ende, en la paradoja más inocente. Más de una vez en la historia, descubrir paradoja ha ocasionado una reconstrucción de los fundamentos del pensamiento.”[1]

Quine dice ‘catástrofe’ con ironía, pues solo es tal para las hiedras ideológicas, envoltura de cualquier tradición. La mente creativa y curiosa recibe la paradoja como invitación: ahí debe reformarse mi modelo del Universo y (¡qué bien!) ahora puedo hacerlo.

Más allá de “la teoría física, las matemáticas, o el razonamiento puro,” aparecen paradojas también en la teoría social, donde son igualmente invitaciones a reformar nuestros modelos.

Aquí una paradoja: el discurso del mandatario israelí del año pasado ante el Congreso EEUU, cuando denunció—por opinar que aquello prepara la destrucción de Israel—el tratado nuclear que Obama firmara poco después con los iraníes.[2]

 

Benjamín Netanyahu denuncia el tratado nuclear con Irán
ante el Congreso estadounidense

 

No hay mecanismo fiable en ese tratado, afirmó Netanyahu, para verificar su cumplimiento, mucho menos dientes para castigar su infracción. Para colmo, el tratado levanta las sanciones previamente impuestas sobre Irán, abriendo la llave de enormes capitales para las armas nucleares que—todo mundo supone—los ayatolás añoran.[3]

¿Y para qué las quieren? En voz alta, ellos han denunciado la existencia de Israel, exigido su destrucción, prometido su destrucción.[4]

¿Y la paradoja? Ésa radica en la relación de estos eventos con un modelo de las relaciones internacionales tan extendido y tradicional que ni siquiera se reconoce como hipótesis, y que supone a los dirigentes estadounidenses mejores aliados de los israelíes y peores enemigos de los iraníes. Este modelo lo que predice son denuncias iraníes de una política estadounidense pro israelí; haber obtenido el inverso, por ende, es paradoja.

Avistada la paradoja lo primero es intentar disiparla sin abandonar por ello el modelo. Y esto es propio, porque pudieran existir todo género de complejidades, y no debe tirarse un modelo antes de considerarlas.

Por ejemplo, pudiera afirmarse que el mandatario israelí es un necio histérico; el tratado, muy lejos de vulnerar la seguridad de su Estado, es la mejor herramienta para protegerlo, pero él no lo ve. No entiende.

Uno quiere suponer, sin embargo, dada la motivación de los dirigentes israelíes para evaluar la amenaza iraní, que habrían leído el texto con cuidado; ¿por qué entonces no entienden que el tratado los protege, como afirma Obama? Nueva paradoja.

Pero ésta la vamos a regalar: nos hacemos de la vista gorda y damos por bueno que Netanyahu no entiende el tratado. El modelo dominante predice entonces que Washington no firmará con sus peores enemigos hasta no satisfacer a sus mejores aliados, tan temerosos ellos por su supervivencia, de que el tratado los protégé .Pero ha ocurrido lo contrario. El Presidente Obama, visiblemente ofendido con aquel discurso de Netanyahu, firmó con sus peores enemigos sobre las objeciones vehementes de sus mejores aliados. Otra paradoja.

Podemos entonces aquí virar y ofrecer una solución distinta. , el tratado con Irán es un gran peligro para Israel, pero la dirigencia EEUU tiene una multitud de intereses. Su alianza con Israel es tan solo uno de ellos. En esta ocasión otros intereses pesaron más y eso explica que se haya firmado el acuerdo.

Esta solución tiene la virtud de afirmar algo incontrovertible: los jefes en Washington tienen una multitud de intereses. El problema es que, aun teniéndolos, firmar un acuerdo con sus peores enemigos—uno que, según sus mejores aliados, prepara la destrucción de esos aliados—vuelve paradójicas las designaciones ‘enemigo’ y ‘aliado.’ Y quizá también el concepto de ‘intereses.’

Nos estamos enlodando; se quiere una solución más radical.

Propongamos entonces que los dirigentes norteamericanos en realidad son los mejores aliados de los iraníes y los peores enemigos de los israelíes. Esta solución desvanece la paradoja. Ahora la descripción tiene sentido: Obama & Co. firmaron un acuerdo nuclear con sus mejores aliados, luego denunciado por sus peores enemigos.

—Momento.— Surge una nueva dificultad.

Washington se profesa en público, y a menudo con cierta pasión, el mejor aliado de Israel y el peor enemigo de Irán. Bajo el nuevo modelo, esas declaraciones son ahora paradójicas. ¿Podemos escapar este problema?

Una salida es decir que las protestaciones públicas de nuestras ‘preferencias’ carecen de cualquier valor informativo; pueden ser ignoradas.

Esta solución recibe un apoyo importante en el trabajo de los economistas. Ellos estudian cómo las preferencias de las personas afectan sus decisiones en condiciones de escasez. Las preferencias no pueden observarse; solo pueden inferirse del comportamiento. Pero no todos los comportamientos son igualmente informativos. Un mero hablar, un mero decir ‘amo esto’ u ‘odio esto’ conlleva un costo tan bajo de producción—los economistas lo llaman cheap talk—que vuelve costeable, habiendo un interés, la falsificación.

El principio general es el siguiente: entre más pague una persona por alguna cosa, más segura es la inferencia de que realmente la prefiere. El castellano les da la razón, pues ‘caro’ significa ‘costoso’ y también ‘amado.’

Con esta perspectiva, los economistas produjeron una revolución en la ciencia experimental de la conducta cuando se volvieron psicólogos y entraron al laboratorio para poner a prueba los postulados y predicciones de su teoría de juegos.

 

Los economistas conductuales observan a las personas
pagando dinero de verdad (en costos de oportunidad)
por las cosas que prefieren.

 

Los psicólogos habían estado pidiendo a sus participantes que tomaran decisiones sobre centavos, o inclusive sobre puntos simbólicos. Eso no sirve, dijeron los economistas; es igual que entrevistar a las personas y pedirles que afirmen si prefieren esto u otro. Para saber qué realmente prefiere un individuo, hay que observar decisiones sobre sumas significativas. Así, en el laboratorio de la economía conductual, los participantes pueden ganar con sus decisiones dinero de verdad—en ocasiones, hasta tres meses de salario han sido puestos sobre la mesa—. Gracias a estas investigaciones, bastante caras, hemos aprendido mucho en las últimas décadas. Y seguimos aprendiendo.

Yo pienso que el estudio de la política y de las relaciones internacionales debe también adoptar este principio básico: las declaraciones verbales son cheap talk. Su costo de producción es tan bajo, y los beneficios de falsificarlas a menudo tan grandes, especialmente para los políticos, que podemos descartarlas.

Es muy barato gritar, de un lado, “Eje del Mal,” y del otro, “Gran Satanás.” Si queremos inferir las verdaderas preferencias de las élites de poder—de quienes toman decisiones de Estado—debemos fijarnos en los comportamientos que cuestan; las palabras, hacerlas a un lado.

Así lo recomendó implícitamente Bernadotte Schmitt, un historiador de la diplomacia, cuando observó:

“[inclusive] los registros diplomáticos… nunca presentan toda la historia de una transacción diplomática, como lo confesó hace mucho Bismarck, pues los motivos de los negociadores casi nunca se declaran.”[5]

Si los diplomáticos negociando en privado no declaran sus preferencias, menos los políticos con micrófono, cuando darnos gusto nada les cuesta. Para entenderlos, entonces, atención a lo que sí les cuesta porque ahí va el corazón.

Si aceptamos este razonamiento, entonces ponemos atención al tratado nuclear entre EEUU e Irán, cuyo costo de producción es mucho más alto que apaciguar a Israel con un ‘te quiero.’

Bien, pero ahora viene el reto más importante.

 

El modelo alternativo : los jefes estadounidenses son
mejores aliados de los iraníes y peores enemigos de los israelíes

 

Hemos escogido el nuevo modelo de las relaciones internacionales—el que supone a los líderes estadounidenses mejores aliados de los iraníes y peores enemigos de los israelíes—para explicar un evento muy particular: el discurso de 2015 de Netanyahu y su contexto. Pero, ¿qué hay de otros eventos de similar o mayor importancia? ¿Puede también explicarlos? Siendo más precisos, ¿es más consistente con ellos este nuevo modelo que el anterior? De ello dependerá, en una evaluación científica, que aceptemos (provisionalmente) el nuevo modelo o bien lo rechacemos.

Una primera pregunta, muy obvia, es ¿qué pasó después? Es decir, luego del tratado, ¿qué hicieron los iraníes?, y ¿cómo respondieron los estadounidenses?

Luego de firmar lo que Obama llamó “El Acuerdo Histórico que Evitará que Irán Adquiera un Arma Nuclear,” Irán inmediatamente hizo pruebas con nuevos misiles—adornados con la frase “Israel debe ser liquidado”—capaces de cargar ojivas nucleares (octubre de 2015). ¿Cuál fue la reacción? Obama no opuso objeción, y entonces la ONU levantó las sanciones antes impuestas sobre Irán (enero de 2016).[6]

Hubo algunos aspavientos en el Congreso estadounidense pues Obama había prometido responder contra los ayatolás si desarrollaban misiles balísticos. Pero Obama y sus asesores juntaron cabezas y en marzo presentaron una interpretación bajo la cual el tratado niega al Consejo de Seguridad de la ONU cualquier autorización para responder al desarrollo iraní de misiles balísticos. Si fuera poco, en abril, luego de quejas iraníes, Obama anunció que eliminaría también sanciones desvinculadas de la cuestión nuclear, abriendo a los ayatolás el acceso indirecto al sistema financiero estadounidense.[7]

Todo esto es consistente con lo anunciado por Obama en su primera gestión, al tomar posesión. En un discurso dirigido a los ayatolás, les dijo:

“Quiero hablar claramente con los líderes iraníes… Mi administración se compromete a la diplomacia para atender todo el espectro de cuestiones que tenemos por delante. …Este proceso no será impulsado por amenazas.[8]

 

Obama, tan pronto se volvió presidente, emitió un comunicado a
los líderes iraníes: todo se negociará sin amenazas.

 

Es verdad que Obama realmente no amenaza, pues cuando los ayatolás no cumplen, no hay consecuencias.

Todos estos eventos, paradójicos bajo el modelo anterior, encajan muy bien con el nuevo modelo.

¿Puede salvarse todavía el modelo anterior? Limitándonos a esta evidencia, sí. Los líderes estadounidenses, diríamos entonces, fueron por tradición los mejores aliados de los israelíes y los peores enemigos de los iraníes, pero a partir del Presidente Obama estas relaciones se han invertido.

Ahora bien, si al evaluar el modelo anterior en las etapas pre Obama nos encontramos ahí también paradojas, habrá entonces, quizá, que recorrer hacia atrás el inicio de una política exterior pro iraní y, por implicación, anti-israelí.

George Bush Jr.

Lo primero sería preguntar: en el vecindario de Irán, ¿cuál fue la política más costosa del presidente anterior, George Bush Jr.? Sin duda, ésta sería la invasión de Iraq. Según un estudio del National Bureau of Economic Research (NBER), para enero de 2006 la invasión había costado ya 630 mil millones de dólares.[10]

Sobre esta invasión, existe de hecho una opinión generalizada de que fue un gran regalo para Irán. Así lo expresaba ya The Guardian en el lejano 2006:

“Irán es el verdadero ganador de esa guerra. No tuvo más que sentarse quieto mientras que Estados Unidos le entregaba en charola de plata toda la influencia que Irán siempre ha buscado en Oriente Medio. Estados Unidos y sus aliados pronto se irán de Afganistán e Irak, dejando a los chiítas apoyados desde Irán dominantes en ambos países, y su influencia bien repartida por décadas en adelante hasta Siria, un pedazo de Arabia Saudita, y otros países. Irán ha logrado sus ambiciones históricas sin disparar una bala, y EEUU se ha reducido a sacudir su puño en el aire. ¡Qué tontería![11]

El periódico señala una paradoja, pues el modelo dominante no predice que los líderes estadounidenses gastarán miles de millones de dólares para regalarle a Irán “toda la influencia que Irán siempre ha buscado en Oriente Medio.” Predice todo lo contrario. ¿Cómo explicar este resultado, entonces, sin abandonar el modelo dominante?

Lo que pasa es que, en Washington, dice The Guardian, son idiotas.

¿Es una solución? Ahora estamos diciendo que la gente más poderosa del mundo, cuyos vastos recursos incluyen un servicio diplomático de primera y la mejor infraestructura de inteligencia, y totalmente volcados—para proteger su imperio global—al estudio de la geopolítica, de todas formas no entienden nada. Nueva paradoja.

Y no es la única. A la hora de invadir, los militares estadounidenses, reportó el International Herald Tribune, bombardearon a los disidentes iraníes, enemigos de los ayatolás, que tenían sus bases en Iraq. Y luego persiguieron por tierra a los sobrevivientes.[12] Y los ayatolás, como reportó el Financial Times, se esforzaron mucho por asistir—política, material, y militarmente—aquella invasión.[13] ¿Por qué? Porque, dijo el Financial Times, querían deshacerse de Sadam Husein. Eso nadie lo duda. Pero, ¿preferían de vecino a su peor enemigo, a la superpotencia mundial, al poderoso ‘Gran Satanás’? Más paradojas.

Las paradojas se esfuman si suponemos que Washington, desde la administración de Bush Jr., era ya el mejor aliado de Teherán. Entonces, como los iraníes no habían podido derrotar a Sadam Husein, su rival regional, los jefes norteamericanos movieron viento y arena para eliminarlo.

Y luego se salieron, dejando a Iraq listo para ser absorbido como provincia occidental de Irán. Cosa ya lograda, por cierto, pues a principios de este año [CORRECCIÓN: a principios de 2015] el Associated Press reportó que oficiales iraníes habían tomado el control de los ejércitos iraquíes. Y eso, como también menciona el artículo, con la aprobación de los generales estadounidenses.[14] Nótese que Irán está heredando toda la infraestructura militar que EEUU dejó en aquel país sobre el terreno.

Pero si el comienzo de una política pro-iraní puede recorrerse hasta la presidencia de George Bush Jr., es razonable preguntarse si no puede recorrerse más.

Bill Clinton y George Bush padre

El presidente anterior fue Bill Clinton. ¿Qué pasó ahí? ¿Cuáles fueron sus políticas más costosas? Ésas serían dos: la política de contención de Iraq, y su intervención militar en Yugoslavia, incluyendo el bombardeo de Serbia.

La contención de Iraq es una política que duró toda la presidencia de Bill Clinton y fue luego continuada por George Bush Jr. hasta que decidió invadir. Implicaba restringir los movimientos militares de Sadam Husein con los famosos ‘no fly zones’ en las franjas norte y sur de su país, más un bloqueo naval, inspecciones de desarme, y sanciones económicas. Según el antes mencionado estudio del National Bureau of Economic Research, la política de contención fue todavía más costosa que la de invasión.

Los principales beneficiarios de esa contención fueron los ayatolás, pues el Iraq de Sadam Husein era el principal obstáculo a sus ambiciones regionales.

Para defender aquí el modelo dominante, habría que postular esto como un efecto secundario y nunca la intención de la política de contención. El problema es que la contención de Iraq comenzó, de hecho, en la administración anterior de George Bush padre, y desde el principio se contempló—explícitamente—como la manera de fortalecer a Irán.

Luego de tomar posesión, en 1988, Bush padre recibió un estudio del Departamento de Estado que recomendaba “fortalecer a Irán y contener a Iraq,” estudio que se incluyó en el ‘libro de transición’ del Departamento de Estado que prepara todas las cuestiones pertinentes para el nuevo presidente. El autor del estudio era Zalmay Khalilzad.[15]

 

Zalmay Khalilzad recomendó “fortalecer a Iran y contener a Iraq.”

 

En 1989 Khalilzad escribió un editorial en el Los Angeles Times detallando cómo el desenlace de la guerra Irán-Iraq había dejado a los iraquíes militarmente más fuertes relativo a los iraníes (45 divisiones contra 12). Esta asimetría era indeseable, dijo Khalilzad, haciendo eco a su influyente recomendación interna de “fortalecer a Irán y contener a Iraq.”[16]

En 1990 Khalilzad fue nombrado Subsecretario de la Defensa y puesto a cargo de la planeación de políticas del Pentágono. Acto seguido, EEUU, luego de instigar a Kuwait a que provocara a Irak, le aseguró a Sadam Husein—a través de la embajadora April Glaspie—que si Irak respondía militarmente los estadounidenses “no tenemos opinión alguna sobre los conflictos entre árabes, como su conflicto fronterizo con Kuwait.[17] Cuando Husein, viendo que había luz verde, invadió Kuwait, George Bush lanzó la Guerra del Golfo—misma que devastó a Iraq—para después comenzar a “contenerlo.” La consecuencia, como lo había querido Khalilzad, fue fortalecer a Irán.

Esta política de contención de Iraq—diseñada para fortalecer a Irán—es la que Bill Clinton siguió durante toda su gestión. Luego entonces, sobre esta evidencia, podemos recorrer el comienzo de la política pro-iraní al inicio de la presidencia de Bill Clinton. Pero como esta política fue en su inicio la de Bush padre, podemos recorrer otro poco.

Sin embargo, esto está sobre determinado, y nos falta evaluar otra evidencia importante de la gestión de Clinton.

La otra política muy costosa de Bill Clinton fue su intervención en Yugoslavia. Esto incluyó el bombardeo de Serbia, muy vistoso, pero también otras andadas—menos obvias y menos conocidas—para armar a los enemigos de los serbios en Bosnia: Alija Izetbegovic y sus seguidores.

 

Alija Izetbegovic, líder de los musulmanes yihadistas en Bosnia.

 

Resulta que Izetbegovic había publicado en los 1970s un libro titulado Declaración Islámica donde expresa su admiración por el régimen iraní de Ayatolá Khomeini y lo acompaña de un llamado a la limpieza étnica de las poblaciones no musulmanas de Bosnia. Su objetivo era crear en Europa un Estado islámico puro, bajo la ley sharía, en imitación de Irán.[18] En 1983 el gobierno yugoslavo había condenado a Izetbegovic a 14 años de prisión—luego reducidos a 5—por predicar guerra civil en Yugoslavia.[19] Recién salido de prisión, en las elecciones de 1990, cuando compitió por la presidencia de Bosnia, Izetbegovic republicó Declaración Islámica cual plataforma de campaña. Ésta fue una de las causas precipitantes de las guerras civiles en Yugoslavia.

En aquel conflicto, la causa más célebre de la demonización internacional de los serbios fue Srebrenica, donde se alega que los serbios cometieron una gran masacre de musulmanes. Examinando la documentación—mucha de la cual apenas y vio la luz del día en los medios—algunos investigadores, un servidor incluido, hemos concluido que en Srebrenica lo que hubo fueron masacres de musulmanes contra serbios.

En esta controversia es importante la pesquisa, publicada en 2002, del investigador Cees Wiebes, responsable de compilar un anexo al reporte oficial holandés sobre estos eventos, para lo cual recibió acceso ilimitado a los archivos de inteligencia holandeses.[20] ¿Por qué holandeses? Porque los cascos azules de la ONU con responsabilidad de proteger la ciudad de Srebrenica eran soldados holandeses.

Wiebes documentó que las filas musulmanas en Bosnia desbordaban de terroristas musulmanes yihadistas de otras partes del mundo, importados a Bosnia por agencia de una operación conjunta del Pentágono estadounidense con los ayatolás iraníes. Estas revelaciones causaron tal escándalo en el país bajo que el gobierno holandés—implicado en estos eventos, pues había estado sobre el terreno—renunció.[21]

 

Las filas de Izetbegovic en Bosnia desbordaban de yihadistas importados
mediante una operación conjunta del Pentágono con Irán.

 

Al margen de una multitud de ángulos y matices dignos de mayor comentario (ver aquí), nos atañe que los hechos son nuevamente consistentes con la hipótesis de una estrecha alianza entre los jefes estadounidenses y los iraníes. Y esto justifica, al margen de la evidencia ya considerada, la interpretación de que, desde el inicio de la presidencia de Bill Clinton, Washington era ya el mejor aliado de Teherán.

Pero, como ya habíamos dicho, podemos de hecho recorrerla al inicio de George Bush padre, cuya Guerra del Golfo y política de contención de Iraq, según las afirmaciones de Zalmay Khalilzad, responsable de planearlas, tenían como objeto fortalecer a Irán.

Llegados aquí, entonces, la pregunta obvia es si puede recorrerse la utilidad del nuevo modelo para interpretar la gestión del Presidente Ronald Reagan, misma que coincidió con la durísima Guerra Irán-Irak.


Ronald Reagan

Ésa guerra la provocó Ayatolá Jomeini al enviar armas a los rebeldes kurdos en el norte de Irak y a los rebeldes chiitas en el sur, lo cual tuvo su consecuencia predecible: Sadam Husein envió tropas contra Irán.

Pero Jomeini no tenía con qué pelear, pues luego de los tiroteos de la revolución iraní faltaban municiones y repuestos para su infraestructura militar. ¿Quién sí los tenía? El mismo ‘Gran Satanás,’ objeto de las diatribas emotivas y públicas de Jomeini, pues el arsenal de Jomeini, heredado del depuesto Shah, aliado y cliente de Washington, era de fabricación estadounidense.

Como explicó el New York Times,

“Irán por aquellas épocas estaba penosamente necesitado de armas y repuestos para su arsenal de fabricación estadounidense.”[22]

Pero si ‘Gran Satanás’—su peor enemigo—era quien debía proveer a Jomeini de municiones y partes, ¿por qué—lanzando siempre insultos contra Estados Unidos—provocó una guerra con Irak, cuya infraestructura militar era vasta? Paradoja—otra—.

El nuevo modelo desvanece la paradoja. Haciendo a un lado—como siempre—las declaraciones públicas de amistad o enemistad, si suponemos que Reagan era aliado de Jomeini, entonces Jomeini contaba con obtener envíos de armas para pelear con Irak.

Esos envíos—de hecho—no tardaron.

http://www.hirhome.com/political_grammar04_files/image032.jpg

 

IRAN-CONTRA : La CIA armó simultáneamente
a terroristas iraníes y nicaragüenses.

 

El así llamado ‘Irán-Contra’ fue el mayor escándalo de la presidencia de Reagan. Al tiempo que Reagan denunciaba en público al régimen iraní, la CIA enviaba miles de millones de dólares en armamento a los ayatolás. Cuando esto fue destapado, Reagan explicó a su pueblo asombrado que él no había tenido cosa alguna que ver, pero los responsables, en todo caso, habían actuado de buena fe.

¿Cómo así?

En Líbano, dijo, la organización terrorista Hezbolá había tomado de rehenes a un puñado de ciudadanos estadounidenses; entonces, como Hezbolá es una creación de la Guardia Revolucionaria iraní, habían enviado miles de millones en armamento clandestino a los ayatolás esperando que ellos influyeran sobre Hezbolá para obtener la liberación de estos rehenes.

Esta explicación se antoja absurda. Pero como demostró una investigación del Congreso realizada 10 años después, ni siquiera es admisible en principio. ¿Por qué? Porque las transferencias de armas a Irán comenzaron en 1981, pero Hezbolá no tomó a su primer rehén sino hasta 1982. De manera que no se hicieron aquellas transferencias para liberar rehenes.[23] ¿Qué queda? Nuevamente el patrón de alianza—una alianza dramática—entre la dirigencia norteamericana y los ayatolás iraníes.

Podemos entonces recorrer el comienzo de esa alianza, sobre esta evidencia, hasta el inicio de la presidencia de Ronald Reagan, inaugurado en el año de 1981, cuando comenzaron esas transferencias de armas.

Jimmy Carter

Ya solo queda un presidente: Jimmy Carter. Pues fue durante su gestión, en 1979, que triunfó la revolución teocrática islamista de Ayatolá Jomeini, iniciando el régimen terrorista que hasta hoy día gobierna a Irán.

Algo muy interesante, aquí, es que además de crear la infraestructura militar del Shah de Irán, Estados Unidos había construido su operación de inteligencia y policía política: SAVAK. De hecho, SAVAK se consideraba una sucursal de la CIA, y así la denunciaba Jomeini cuando estaba en la oposición: como herramienta de ‘Gran Satanás.’ Bajo el modelo dominante, consistente con las expresiones públicas de enemistad, la predicción era que Jomeini, luego de tomar el poder, se desharía de SAVAK.

Pero sucedió lo contrario.

Jomeini bautizó con el nombre de SAVAMA a su aparato de espionaje y represión interno, y puso a Hossein Fardust, amigo íntimo del Shah y anteriormente segundo de a bordo en SAVAK, a dirigirlo. Y no solo eso. Prácticamente todo el personal de SAVAK se quedó para formar SAVAMA.

Así lo denunciaba a medios, luego del golpe islamista, Ali Tabatabai—agregado de prensa de la embajada del Shah en Washington. “¡Son los mismos!”, decía a voces, poco antes de recibir un tiro en su casa en Maryland.[24]

¿Otra paradoja? Pero igualmente se desvanece si suponemos que el golpe islamista en Irán era desde el principio una política estadounidense, coordinada, muy probablemente, con la ayuda de los operativos del propio SAVAK—es decir, de la CIA—.

Esa hipótesis recibe apoyo adicional cuando se considera la creación, por parte de Jimmy Carter, del Rapid Deployment Joint Task Force (RDJTF), que pronto se convertiría en el US Central Command, o CENTCOM. Ésta es una inversión gigantesca—muy costosa—. El objetivo de CENTCOM es proteger, con despliegue militar, los intereses de los gobernantes estadounidenses en un ‘área de responsabilidad’ que incluye a los países de Oriente Medio, África Norte, y Asia Central.

 

‘Área de Responsabilidad’ de CENTCOM

 

El New York Times explica que

“los orígenes de Central Command se remontan al año de 1979, cuando el Shah de Irán fue depuesto y su país se agitó mucho a consecuencia de la revolución islámica…

Para facultar militarmente la política del Presidente [Carter] en el Golfo [Pérsico], [en 1980] se creó un comando llamado Rapid Deployment Joint Task Force, que sería el precursor de CENTCOM. A Paul X. Kelley…, [su] primer comandante…, se le pidió que elaborara planes para defender a Irán contra una invasión soviética…”[25]

Tenemos, entonces, que desde el momento en que inicia el régimen de Ayatolá Jomeini, Washington se convertía en su protector. Esto es interesante porque todo mundo reconoce que el Shah de Irán, el gobernante anterior, era aliado de Estados Unidos, pero CENTCOM no fue creado para proteger al Shah sino al régimen teocrático y terrorista de Jomeini.

El apoyo al régimen iraní de Ayatolá Jomeini, luego entonces, empezó con Ayatolá Jomeini, durante la presidencia de Jimmy Carter.

Resultado de imagen para us presidents from carter to obama

 

Los responsables: Bush padre, Obama, Bush Jr., Clinton, y Carter
( Solo falta Reagan, ya fallecido )

 

En resumen, los jefes en Washington no han sido erráticos sino harto consistentes en su apoyo a Irán. De Carter a Obama, Demócratas y Republicanos, todos han seguido una política pro iraní.

¿Qué hay de Israel?

Pero hemos dejado un poco atrás la cuestión de Israel. Si suponemos que los jefes en Washington serán, además de consistentes, racionales y lógicos, son malas noticias para Israel, pues los ayatolás, tan favorecidos por las políticas estadounidenses, prometen en voz alta la destrucción del Estado judío.

Preguntemos, entonces: Al margen del tratado nuclear con Irán, ¿cuál ha sido la política más importante de los líderes estadounidenses hacia Israel?

Ésa sin duda es la conocida como ‘Proceso de Paz,’ también llamada ‘Proceso de Oslo’ por la ciudad donde fue negociado el acuerdo que encaminó la así llamada ‘Solución de Dos Estados,’ uno israelí, y uno palestino sobre los territorios de Judea y Samaria (o ‘Cisjordania’). Aunque los Acuerdos de Oslo se firmaran en 1993-94, desde Jimmy Carter todos los presidentes estadounidenses han empujado en esta dirección, con amenazas contra los israelíes siempre que parezca necesario.[26]

Evaluemos entonces el contexto.

Primero. Estos son territorios que Israel adquirió en 1967, luego de vencer a una coalición musulmana cuyo objetivo anunciado—según su principal instigador, Gamal Abdel Naser de Egipto—había sido la destrucción de Israel.[27]

Segundo. Asentado el polvo, el Pentágono elaboró un estudio secreto—ahora desclasificado—sobre la seguridad israelí, según cual, sin los territorios de Judea y Samaria, Israel no puede sobrevivir al mundo musulmán empecinado en su destrucción.[28]

 

Estudio del Pentágono (1967) : Las áreas marcadas en negro se
consideran indispensables para la supervivencia israelí.

 

Tercero. La organización beneficiaria de los servicios de los presidentes, y presunto gobierno de cualquier Estado palestino, es OLP/Fatah, de Yasser Arafat y Mahmud Abbas, ahora mejor conocida como la ‘Autoridad Palestina.’

Cuarto. OLP/Fatah, en 1974, elaboró un documento, llamado el ‘Plan de Fases,’ según cual prometerían paz para entrar en negociaciones y poder luego utilizar cualquier territorio adquirido para destruir a Israel.[29]

Quinto. Aunque ahora pocos lo recuerdan, el New York Times lo explicó en primera plana en 1979: OLP/Fatah armó y entrenó a las guerrillas de Ayatolá Jomeini que pelearon la revolución islámica de 1979. Luego, OLP/Fatah asistió con la creación de SAVAMA (la infraestructura de inteligencia de Jomeini) y de la Guardia Revolucionaria. Juntos, Arafat y Jomeini prometieron destruir a Israel.[30]

 

Arafat y Jomeini en Teherán, desde donde
prometieron juntos destruir a Israel.

 

Sexto. La relación entre OLP/Fatah e Irán continúa siendo muy cercana. Por citar tan solo una evidencia, en vísperas de firmarse el acuerdo nuclear entre EEUU e Irán, la oficina de prensa oficial iraní anunció, en agosto del año pasado, que OLP/Fatah e Irán habían firmado un acuerdo de “cooperación total.”[31]

Luego entonces, Estados Unidos ha insistido en darle Judea y Samaria—territorios indispensables para la seguridad israelí—a Irán, al Estado cuya razón de ser es la destrucción del Estado judío.

Me parece justo concluir que la política de los presidentes estadounidenses ha sido radicalmente pro iraní y, por consecuencia, radicalmente antiisraelí. Y en base con esto creo que debemos cambiar nuestro modelo de las relaciones internacionales.

Si queremos predecir lo que va a suceder en los siguientes meses y en los siguientes años—en vez de quedar totalmente pasmados, atónitos, y sorprendidos por cada cosa que sucede en las noticias—pues entonces necesitamos un modelo que sí empate con los eventos de los últimos casi 40 años y no insistir en un modelo que genera solamente paradojas cuando hacemos el repaso de esos eventos de los últimos casi 40 años.

Muchísimas gracias por su atención.

 

http://www.hirhome.com/logo-HiR.gif

Share on

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Lecturas relevantes

 

 

 

 

 

 

 

 

PLO/Fatah and Iran: The Special Relationship
http://www.hirhome.com/iraniraq/plo-iran2.htm

Why Bush Sr.'s 1991 Gulf War? To Protect Iranian Islamism.
Like father, like son: this is also the purpose of Bush Jr.'s war.
http://www.hirhome.com/iraniraq/gulfwar.htm

Will the US attack Iran?
An alternative hypothesis
http://www.hirhome.com/iraniraq/attack_iran.htm

Just where did ISIS come from?
http://www.hirhome.com/iraniraq/isis.htm

Here comes the Muslim Brotherhood.
http://www.hirhome.com/islam/muslim_brotherhood_1.htm

 

 

 

 

 

 

 

Pies de página y lecturas adicionales

[1] Quine, W. V. 1976[1966]. The Ways of Paradox and Other Essays: Revised and Enlarged Edition. Cambridge, MA: Harvard University Press. (p.1)

[2] Complete Transcript of Netanyahu’s address to Congress. Washington Post. 3 March 2015.
https://www.washingtonpost.com/news/post-politics/wp/2015/03/03/full-text-netanyahus-address-to-congress/

[3] Para evaluar las afirmaciones de Netanyahu sobre el tratado nuclear, es preciso leer y analizar el texto del tratado. El siguiente artículo analiza el contenido del tratado, y provee las ligas para que los interesados puedan directamente leer el texto del mismo.

“A Bad Deal”; Times of Israel; August 2, 2015; by Nevet Basker.
http://blogs.timesofisrael.com/a-bad-deal/

[4] Los líderes iraníes, con harta consistencia, han clamado y prometido por años la destrucción de Israel, desde que Ayatolá Jomeini insistió que “[Israel] debe ser borrado de la página del tiempo.” Su intención es claramente genocida. Aquí siguen algunos ejemplos, y luego la liga a una fuente que documenta muchas incitaciones adicionales de los líderes iraníes.

EJEMPLO 1

“the Iranian President [called] for Israel to be ‘wiped off the map’...”

This is a reference to a statement made by Mahmoud Ahmadinejad, at the time President of Iran.

SOURCE: BLAIR CONSIDERS UN SANCTIONS AS HE SPEAKS OF 'REVULSION' AT IRANIAN PRESIDENT'S SPEECH, The Independent (London), October 28, 2005, Friday, Final Edition; NEWS; Pg. 5, 745 words, BY ANNE PENKETH AND COLIN BROWN

EJEMPLO 2: 

One of Iran’s most influential ruling cleric [sic] called Friday on the Muslim states to use nuclear weapon against Israel, assuring them that while such an attack would annihilate Israel, it would cost them ‘damages only’.

‘If a day comes when the world of Islam is duly equipped with the arms Israel has in possession, the strategy of colonialism would face a stalemate because application of an atomic bomb would not leave any thing in Israel but the same thing would just produce damages in the Muslim world,’ Ayatollah Ali Akbar Hashemi-Rafsanjani told the crowd at the traditional Friday prayers in Tehran.

Analysts said not only Mr. Hashemi-Rafsanjani’s speech was the strongest against Israel, but also this is the first time that a prominent leader of the Islamic Republic openly suggests the use of nuclear weapon against the Jewish State.”

We point out that Hashemi Rafsanjani is not merely “one of Iran’s most influential ruling cleric[s],” but the very father of the Iranian nuclear program.

SOURCE: “RAFSANJANI SAYS MUSLIMS SHOULD USE NUCLEAR WEAPON AGAINST ISRAEL”; Iran Press Service; 14 December 2001
http://tinyurl.com/3vzrp


EJEMPLO 3

“Israel… has no cure but to be annihilated.”

This is a message that Iranian ‘supreme leader’ (it’s an official title) Ayatollah Ali Khamenei sent on his Twitter account in November 2014.

SOURCE: “IRAN’S KHAMENEI: NO CURE FOR BARBARIC ISRAEL BUT ANNIHILATION; Slate; 9 November 2014; by Daniel Politi
http://tinyurl.com/q55ddns

THE LONG LIST

If you have the stomach for it, and would like to consult a longer list of documented incitements to genocide against the Israeli Jews, you may do so in the following sources:

http://jcpa.org/article/20-threats-iranian-leaders-made-in-2013/

http://jcpa.org/wp-content/uploads/2012/05/IransIntent2012b.pdf

 

[5]  Schmitt, B. E. (1936). Review: American Neutrality, 1914-1917. The Journal of Modern History, 8(2), 200-211. (p.203)

[6] Detallamos y documentamos toda esta secuencia de eventos en el siguiente artículo:

 

“Introduction: The Iran Deal: What does it teach us?”; from PSYCHOLOGICAL WARFARE & POLITICAL GRAMMAR; Historical and Investigative Research; 31 August 2016; by Francisco Gil-White
http://www.hirhome.com/political_grammar00.htm

[7] Detallamos y documentamos toda esta secuencia de eventos en el siguiente artículo:

“Introduction: The Iran Deal: What does it teach us?”; from PSYCHOLOGICAL WARFARE & POLITICAL GRAMMAR; Historical and Investigative Research; 31 August 2016; by Francisco Gil-White
http://www.hirhome.com/political_grammar00.htm

[8] https://www.youtube.com/watch?v=HY_utC-hrjI

[10]  “War in Iraq versus Containment”; Prepared for the CESifo Conference on “Guns and Butter: The Economic Causes and Consequences of Conflict,” held in Munich, Germany on December 9 and 10, 2005; by Steven J. Davis, Kevin M. Murphy, and Robert H. Topel. (All are scholars at the University of Chicago School of Business and the National Bureau of Economic Research.)
http://faculty.chicagobooth.edu/steven.davis/pdf/w12092.pdf

[11] Comment & Debate: No more fantasy diplomacy: cut a deal with the mullahs: Iran cannot be prevented from developing nuclear weapons, only delayed. We must negotiate not ratchet up the rhetoric,  The Guardian (London) - Final Edition, February 7, 2006 Tuesday, GUARDIAN COMMENT AND DEBATE PAGES ; Pg. 31, 1095 words, Polly Toynbee

[12] “U.S. Bombed Bases of Iranian Rebels in Iraq”; International Herald Tribune | New York Times; Thursday 17 April 2003; by Douglas Jehl

[13] “War Sirens Herald Iran's Hour of Revenge”; Financial Times; March 24, 2003, Monday Usa Edition 1; Section: Comment & Analysis; Pg. 17; Headline: War Sirens Herald Iran's Hour Of Revenge; By Khairallah Khairallah

[14]De dos a tres aviones militares aterrizan a diario en el aeropuerto de Bagdad, trayendo armas y municiones. La fuerza militar más potente de Irán, y la mejor conocida—la Fuerza Quds de élite de la Guardia Revolucionaria, con su comandante el General Ghasem Soleimani—están organizando a las fuerzas iraquíes y se han convertido en los líderes de facto de las milicias chiitas iraquíes que son la columna vertebral de la pelea [contra ISIS]. Irán ha llevado a cabo bombardeos aéreos para ayudar a sacar a los militantes que están en la provincia iraquí sobre su frontera.”

FUENTE: Iran Has Never Been More Influential In Iraq”; Associated Press; 12 January 2015; by Hamza Hendawi Qassim Abdul-zahra.
http://www.businessinsider.com/iran-has-never-been-more-influential-in-iraq-2015-1

“Interrogado [por los reporteros] sobre las operaciones militares de Irán en Irak,” el Army General Martin Dempsey—nada menos que el presidente del Joint Chiefs of Staff—expresó: “ ‘Creo que la influencia iraní será positiva,’ ” y celebró que “ ‘los dos países [caminen] más unidos económica y hasta políticamente…’ ”

FUENTE: “Dempsey: US eyes new ways to aid Iraq forces”; Daily Mail; 8 January 2015; by Associated Press
http://www.dailymail.co.uk/wires/ap/article-2902314/Dempsey-US-eyes-new-ways-aid-Iraq-forces.html

[15] “El Sr. Bush y sus consejeros fueron urgidos a repensar la política en el Golfo Pérsico desde el momento en que tomaron posesión. Poco después de que el Sr. Bush ganara la presidencia en noviembre de 1988, un estratega del Departamento de Estado elaboró un borrador para el presidente electo urgiendo que Estados Unidos adoptara un enfoque nuevo hacia la región.

El Sr. [Zalmay] Khalilzad aconsejó en ese documento que la nueva política estadounidense debiera concentrarse en fortalecer a Irán y contener a Irak. El documento se incluyó en el ‘libro de transición’ oficial del Staff de Planeación del Departamento de Estado donde se revisaban todas las cuestiones de política exterior que el nuevo presidente pronto habría de confrontar.”

FUENTE: THE 1992 CAMPAIGN; Bush’s Greatest Glory Fades As Questions on Iraq Persist, The New York Times, June 27, 1992, Saturday, Late Edition - Final, George Bush, Section 1; Page 1; Column 5; Foreign Desk, 2554 words, By ELAINE SCIOLINO with MICHAEL WINES, Special to The New York Times, WASHINGTON, June 26

[16] “Iran Future As A Pawn Or A Gulf Power”; Byline: Zalmay Khalilzad; Los Angeles Times July 16, 1989, Sunday, Home Edition Section: Opinion; Part 5; Page 2; Column 4; Opinion Desk

[17] Para ver la documentación sobre cómo Estados Unidos instigó que Kuwait provocara a Irak, ver la sección titulada “The US ordered Kuwait to provoke Irak” en el siguiente artículo:

“Why Bush Sr.'s 1991 Gulf War? To Protect Iranian Islamism: Like father, like son: this is also the purpose of Bush Jr.'s war.” Historical and Investigative Research; 20 Dec 2005; by Francisco Gil-White
http://www.hirhome.com/iraniraq/gulfwar.htm

Para ver la documentación sobre el intercambio entre la embajadora April Glaspie y Saddam Hussein—mismos que fueron objeto de enorme controversia en Estados Unidos luego de ser publicados por el gobierno iraquí—ver:

“CONFRONTATION IN THE GULF; Excerpts From Iraqi Document on Meeting With U.S. Envoy”; The New York Times; 23 September 1990.
http://www.nytimes.com/1990/09/23/world/confrontation-in-the-gulf-excerpts-from-iraqi-document-on-meeting-with-us-envoy.html?pagewanted=all

[18] La traducción al francés, misma que analizo aquí, es la que yo originalmente consulté:

Izetbegovic, Alija. 1999 [1980]. Le manifeste Islamique (original title: Islamska deklaracija). Beyrouth-Liban: Éditions Al-Bouraq. (pp. 75-76; 81-82; 105; 118; 132)

La traducción al inglés puede leerse en línea aquí:
http://tinyurl.com/h2fo5ok

[19] “...La corte determinó que los acusados eran culpables porque, sostuvo, su actividad había sido dirigida contra la hermandad y la unidad, y la igualdad de las naciones y nacionalidad con miras a destruir Bosnia-Hercegovina como república socialista y por ende a socavar el orden social de la RFSY [Republica Federal Socialista de Yugoslavia].

Por el acto criminal de asociación para sufragar actividad enemiga y contra revolucionaria que amenaza el orden social Alija (Mustafa) Izetbegovic fue condenado a 14 años’…”

FUENTE: Copyright 1983 The British Broadcasting Corporation, Bbc Summary Of World Broadcasts, August 22, 1983, Monday, Part 2 Eastern Europe; B. Internal Affairs; Yugoslavia; Ee/7418/B/1; , 372 Words, Muslim Nationalists Convicted, (A) Yuqoslav News Agency 1555 Gmt 12 Aug 83 Text Of Report Belgrade Home Service 1700 Gmt 20 Aug 83

[20] Wiebes, C. (2003). Intelligence and the war in Bosnia 1992-1995: The role of the intelligence and security. Amsterdam: Netherlands Institute for War Documentation.
http://tinyurl.com/qz9klay

[21] Dutch Report: Us Sponsored Foreign Islamists In Bosnia"; By Richard J Aldrich; The Guardian (LONDON); Monday April 22, 2002

To read the Guardian article, go to “Dutch Report: Us Sponsored Foreign Islamists In Bosnia”:
http://emperors-clothes.com/analysis/used.htm

[22] The New York Times, December 8, 1991, The Iran Pipeline: A Hidden Chapter/A special report.; U.S. Said to Have Allowed Israel to Sell Arms to Iran, By Seymour Hersh

[23] Las transferencias de armas de Estados Unidos a Irán, explicó el New York Times, empezaron “en 1981,” es decir, “antes de que iniciara la toma de rehenes en Líbano, apoyada desde Irán, en 1982…” (énfasis mío). Asombrosamente, en vez de poner la hipótesis obvia sobre la mesa—que EEUU buscaba, ya desde entonces, fortalecer a Irán—el New York Times se agachó: “No pudo establecerse una lógica estadounidense para permitir ventas secretas de armas a Irán.” Las armas fueron enviadas… ¿porque sí?

FUENTE: The Iran Pipeline: A Hidden Chapter/A special report.; U.S. Said to Have Allowed Israel to Sell Arms to Iran, The New York Times, December 8, 1991, Sunday, Late Edition - Final, Section 1; Part 1; Page 1; Column 1; Foreign Desk, 2897 words, By SEYMOUR M. HERSH,  Special to The New York Times, WASHINGTON, Dec. 7

[24]If the Ayatollah Khomeini was an enemy of the United States ruling elite, why did he adopt the CIA's security service?”; Historical and Investigative Research; 23 February 2006; by Francisco Gil-White
http://www.hirhome.com/iraniraq/savak.htm

[25] The New York Times,  July 22, 1988, Friday, Late City Final Edition,  Section A; Page 9, Column 1; National Desk,  1220 words,  WASHINGTON TALK: THE MILITARY; Now Chiefs Fight for Command Nobody Wanted,  By BERNARD E. TRAINOR, Special to the New York Times,  WASHINGTON, July 21

[26] “US foreign policy in the Arab-Israeli conflict”; from PSYCHOLOGICAL WARFARE AND POLITICAL GRAMMAR; Historical and Investigative Research; May 2016;
http://www.hirhome.com/political_grammar08.htm

[27] Howard Sachar, A History of Israel: From the Rise of Zionism to Our Time (New York, Alfred A. Knopf, 1979) p. 616

[28] PENTAGON STUDY:

è Este documento del Pentágono fue al parecer desclasificado en 1979 pero no fue publicado hasta 1984. Lo publicó el Journal of Palestine Studies:

“Memorandum for the Secretary of Defense”; Journal of Palestine Studies, Vol. 13, No. 2. (Winter, 1984), pp. 122-126.< This file is especially useful because it shows a map with the "minimum territory needed by Israel for defensive purposes"
http://www.hirhome.com/israel/pentagon.pdf

è También fue publicado en éste:

Netanyahu, B. 2000. A durable peace: Israel and its place among the nations, 2 edition. New York: Warner Books. (APPENDIX: The Pentagon Plan, June 29, 1967; pp.433-437)

[29] “Poco después de firmar la Declaración de Principios y el famoso estrechón de manos entre [Yasser] Arafat [líder de OLP/Fatah] y Yitzhak Rabin [primer ministro israelí] en el jardín de la Casa Blanca, Arafat ya le declaraba a sus seguidores palestinos por la televisión jordana que [el Acuerdo de] Oslo debía entenderse en términos de la decisión de 1974 de el Consejo Nacional Palestino [el gobierno oficial de la OLP]. Esto era en referencia al así llamado Plan de Fases, según cual la Organización para la Liberación de Palestina [OLP] adquiriría cualquier territorio que pudiera mediante negociaciones para luego utilizar ese predio como la base para perseguir su meta última de aniquilar a Israel.

FUENTE: Levin, K. 2005. The Oslo syndrome: Delusions of a people under siege. Hanover, NH: Smith and Kraus. (p.ix)

[30] “PLO/Fatah and Iran: The Special Relationship”; Historical and Investigative Research; 25 May 2010 [revised and improved, 8 September 2010]; by Francisco Gil-White
http://www.hirhome.com/iraniraq/plo-iran2.htm

[31] PLO figure: Iran, Palestine in deal for all-out cooperation”; IRNA; 11 August 2015.
http://www.irna.ir/en/News/81716001/


www.hirhome.com

 

 

Notify me of new HIR pieces!

HIR mailing list